Her Kiss Taste Like Revolution

Her Kiss Taste Like Revolution

Propongo una revolución, una reforma del comportamiento, el hacer funcionar un sistema político según su naturaleza, que funcione la democracia, esa que está ausente de significado,  permitida como un imperialismo pasivo, yugo dictatorial que fanfarronea sobre libertad a sus vulgares discípulos, esos cegados por el miedo a lo desconocido, miedo a la libertad en su más pura esencia. 


La democracia se ha reducido a una palabra gastada, otro espejismo, otra palabras explotada en la web ;  manipulación, control, espionaje, libertad de expresión. Los problemas evidentes y la realidad en su cruda forma es ahora una parodia, una mentira teatral que tanto nos reconforta en inconformidad, está ya tan de moda. Me manipulan, me controlan en este imperio democrático, me vigilan y me censuran. Así que mejor me siento a compartir en mi perfil de facebook sobre maltrato animal, girl power, brucelas. Compartir es ahora un acto que pareciera individual en su ejecución, propiamente personal y solitaria pasa a ser una difamación masiva, una expresión de las mayorías que idealizadas y ultrajadas se piensan individualistas.

El individualista no se representa por aislarse del resto, ni por parecer poco sensible ante las adversidades en su entorno social, sino que en su muy basta sensibilidad fija su propia visión para no someterse por lo que le abrume, la humanidad. 

La creación es obra de los individuos, las minorías, de los solitarios que conforman pequeñas comunidades. La catástrofe es obra de la gente, las mayorías, de las sociedades que forman las masas vacías de tolerancia, pensamientos y sensibilidad. Aquellas olas de humanidad, esa sobrepoblación estancada obstruye el progreso. "Siempre se oponen, condenan y persiguen al innovador, al descubridor de una nueva verdad" (Minorías vs Mayorías, Emma Goldman - 1910). 

Una creación sin terminar, es la democracia, la verdadera no radica en la recaudación de votos manufacturados y empaquetados para su compra y venta al mayoreo. Ser democráticos es repudiar elegir títeres del cinismo, ahuyentaríamos el totaliterismo por alternativas a los accesos sin restricción, sin necesidad de membresías a los derechos humanos


La democracia no funciona, no existe. De ser así las personas no serían solo números, somníferos, consumidores, deudores, obreros,  esclavos, criminales, suicidas, licenciados, o asesinos. Citando a Eduardo Galeano, un buen individuo, un minoritario entristecido por Argentina tan desvanecida "¿Derecho de elección o derecho de traición? La gente vota, pero no elige. Vota por uno, gobierna otro: gobierna el clon" Sus textos y palabras exponen la democracia en un sentido de anarquía, un arma de revolución, la libertad sin restricción, ser libres para decidir como solventar nuestra educación, alimentación, economía, la vida entera. Sí, la democracia es una idea individualista que es manoseada por las mayorías. Así como El hombre nuevo, el comunismo y los sistemas universitarios en Cuba, aquella idea propagada en La Habana permanece individual para  quien la quiera en verdad, no para una sociedad que alega por revolución pero se resiste a una adquisición de conocimientos, como un Estados Unidos que se incomoda al escuchar a sus propios compatriotas, como un México que repugna los pensamientos y movimientos, aún más trágico, la resistencia de opciones que se encuentran rotundamente ocultos en nuestra existencia desde nacimiento, el beso del cambio. Una revolución sin revolución.




Anarquía:
Siempre despreciado, maldecido, nunca comprendido.

Eres el terror espantoso de nuestra era.

"Naufragio de todo orden", grita la multitud,
"Eres tú y la guerra y el infinito coraje del asesinato."

Oh, deja que lloren. Para esos que nunca han buscado
La verdad que yace detrás de la palabra ,
A ellos la definición correcta de la palabra no les fue dada.

Continuarán ciegos entre los ciegos.

Pero tu, oh palabra, tan clara, tan fuerte, tan pura,
Vos dices todo lo que yo, por meta he tomado.

Te entrego al futuro. Tú eres segura.

Cuando uno, por lo menos despertará por sí mismo .

¿Viene en la solana del atardecer? ¿En la emoción de la tempestad?
!No puedo decirlo pero ella la tierra podrá ver!

!Soy un anarquista! 

Por lo que
No reinaré, y tampoco reinado seré!
            
- John Henry Mackay

Melissa Olivares

No hay comentarios:

Publicar un comentario